El universo de físico está gobernado por leyes y principios.

¿Estas tendrán aplicación en el fenómeno organizacional? 

Teoría molecular de

las organizaciones© (TMO)

Es un nuevo punto de vista sobre cómo entender una organización, cuáles son sus elementos y factores principales, cómo funcionan, así como cuáles son los leyes y principios que la regulan.

Existen muchas teorías organizacionales que han sido publicadas en los últimos 200 años. Aunque las formas de organización tienen siglos, es a partir de la era industrial  que se empieza a estudiar el fenómeno de las organizaciones con más profundidad.

Existe más de una docena de teorías que pretenden explicar el fenómeno organizacional. La Teoría Molecular de las Organizaciones© podría considerarse que está dentro de la misma clasificación de la teoría  de sistemas desarrollada inicialmente por Ludwig von Bertalanffy en la década de 1940 y adaptada  a las organizaciones por Daniel Katz, y Robert Kahn.

 

Aunque  la TMO no derivó de esta teoría, un estudio comparativo posterior  entre diferentes teorías organizacionales y la TMO, logró determinar similitudes  así como algunas diferencias importantes entre la TMO y la Teoría Organizacional de los sistemas abiertos de Katz y Kahn.

Para Robert Kahn y Daniel Kats, quienes expusieron la teoría de los sistemas abiertos en su muy conocido libro La Psicología social de las Organizaciones, dichos sistemas  presentan las siguientes características, las cuales las vamos a comparar con las características de la Teoría Molecular de las Organizaciones©.

Según Kahn y Kats la organización recibe insumos (Input- entradas) del ambiente y necesita provisiones renovadas de energía de otras instituciones, o de personas, o del medio ambiente material. Ninguna estructura social es autosuficiente ni auto contenida.

La Teoría Molecular de las Organizaciones©  maneja  el mismo principio, solo que adicionalmente  precisa de forma exacta el factor que interviene en este proceso, define las características que debe tener los movimientos y las energías en el factor para lograr un abastecimiento inteligente de los insumos y determina el propósito específico que explica el funcionamiento de este proceso convirtiéndose en un sub sistema abierto inteligente y autogestionado.

Otro de los principios propuestos por estos autores es la transformación (procesamiento), el cual determina que los sistemas abiertos transforman la energía disponible. La organización procesa y transforma sus insumos en productos acabados, mano de obra, servicios, etc.

En la TMO este principio ha sido profundizado y se describe la manera exacta cómo la energía y el movimiento de partículas siguen una secuencia lógica clasificando los movimientos en variables, de tal manera que al ser manipuladas permiten asegurar que el propósito se pueda llevar a cabo y la organización pueda expandirse en cualquier  entorno en que se encuentre.

De acuerdo a la teoría de estos autores, la organización exporta (output-salida) ciertos productos hacia el ambiente.

En la TMO, las características de la salida han sido determinadas a través de un factor y tres variables que explican exactamente las características idóneas que debe tener  la entrega de productos o servicios por parte de la organización, de manera que pueda expandirse y asegurar su permanencia, incluso, en los mercados más competitivos.

La teoría de los sistemas abiertos considera que en la organización las actividades son ciclos de eventos que se repiten. El funcionamiento de cualquier sistema consiste en ciclos repetitivos de importación-transformación-exportación.

una organización tiene movimientos perpetuos y expansivos de partículas, las cuales cumplen con leyes físicas de equilibrios de esfuerzos, y es la tendencia de estos equilibrios de esfuerzos lo que determinan la condición de funcionamiento de una organización.

 

La TMO plantea que los procesos entrópicos en las organizaciones son ajustados por procesos parecidos a la entalpía definida por las leyes de la termodinámica, la cual lleva la entropía a un valor 0 y genera una neo-entriopia.

Este fenómeno ha sido estudiado en profundidad, explicado en detalle en la TMO y cómo el control de la entropía a través de la entalpía define un  dato vital que aporta esta teoría:

En la Teoría Molecular de las Organizaciones© este principio fundamenta la forma exacta como una organización debe gestionarse. A través de ciclos de acción completos y oportunos de movimientos de masas de partículas, han sido precisadas las características específicas que estos movimientos deben tener e identificado los propósitos asociados a dichos movimientos, de manera de controlar, manipular y dirigirlos en la dirección que aseguren la expansión de la organización.

La teoría sistémica utiliza la definición de entropía negativa, la cual explica que los sistemas abiertos necesitan mantener una organización para detener el proceso entrópico a través del reabastecimiento de energía y manteniendo así, indefinidamente, su estructura organizacional.

La Teoría Molecular de las Organizaciones© determina que, al igual que las moléculas del universo físico,

Una organización sólo tiene dos posibles condiciones de funcionamiento: O se está expandiendo, o lamentablemente  se está contrayendo y en dirección a la quiebra.

La teoría de los sistemas abiertos utiliza la información como insumo. Sus autores escriben que los sistemas abiertos

reciben también insumos de tipo informativo que proporcionan señales a la estructura sobre el ambiente y sobre el funcionamiento en relación con este.

En la TMO este  estado de equilibrio dinámico ha sido profundizado y se  ha logrado determinar, no sólo la forma cómo la organización debe gestionar sus recursos, procesos y productos, cómo debe relacionarse con su entorno de manera de perpetuar su existencia y mantener su presencia en el mercado, sino que también explica a través de cuáles factores y variables la organización debe relacionarse con su entorno y cuáles explican el fenómeno de tal manera que todas las variables intra-organizacionales estén controladas para asegurar el cumplimiento de su propósito y la expansión del mismo.

En la Teoría Molecular de las Organizaciones© no sólo se utiliza la información como insumo, sino que detalla en profundidad la forma exacta cómo debe ser utilizada, distribuida y cómo debe ser promocionada de manera de alinear a todo el personal con el propósito de la organización y asegurar la expansión de la misma.

La teoría de los sistemas abiertos se basa en el estado de equilibrio y homeóstasis  dinámica de la organización, según la cual la entrada y los insumos seleccionados le proporcionan estabilidad y homeóstasis al sistema en relación con los productos de su proceso.

La teoría sistémica plantea que un sistema pueda alcanzar, por diversos caminos, el mismo estado final, partiendo de diferentes condiciones iniciales; a este principio lo denominaron equifinalidad.

En la TMO este principio de equifinalidad sustenta el hecho observable  de que los mismos factores con sus variables en los diferentes niveles de la organización  pueden lograr la expansión de un mismo propósito  y a su vez contempla la multifinalidad cuando a través de movimientos comunes en inicio se pueden lograr diferentes resultados organizacionales.

Uno de los fundamentos de la teoría sistémica es el principio de recursividad, el cual señala que un sistema sinérgico está compuesto a su vez de subsistemas que también son sinérgicos.

En la Teoría Molecular de las Organizaciones© el principio de recursividad permitió plantear por primera vez un modelo organizacional fractal o de similitudes de escala, lo que describe una organización como un sistema con unos componentes organizados y determinados de una manera particular y que se repite  exactamente igual en cada división, departamento, área hasta llegar a su mínimo absoluto que es una persona o puesto de trabajo sin necesidad de modificar su composición, no importa el tipo o tamaño de la organización.

Este es uno de los principios más importantes de la TMO ya que por primera vez todos los factores y variables comunes a todo tipo de organización permitieron crear un modelo organizacional único y cuyos principios permitían tener lo que la ciencia y los grandes pensadores organizacionales estaban solicitando:

 

Una metáfora que explicara el funcionamiento organizacional pero que a su vez sintetizara de una forma práctica  el fenómeno organizacional  como se concibe en la actualidad.

La metáfora más ampliamente conocida ha sido la que compara a una organización como una máquina, tal como fue concebida por los teóricos clásicos post era industrial. Esta metáfora no podía explicar los últimos descubrimientos en materia de comportamiento y diseño organizacional. De hecho, esta metáfora no lograba proporcionar  un curso de acción efectivo y eficiente  al momento de gerenciar una organización tomando en cuenta las nuevas dinámicas en interacciones del mundo moderno, así como las dinámicas del personal  dentro de las organizacionales.

La metáfora que propone  la presente teoría y de la cual deriva su nombre, es que una organización  funciona como una molécula. Las leyes, principios y fundamentos que gobiernan la actividad molecular   y sus átomos en el universo físico tienen una equivalencia con el fenómeno organizacional.

La información  sobre teorías organizacionales y su gestión abarca una cantidad abrumadora de libros, tratados e investigaciones. Existe información que coincide y otras prácticamente antagónicas que plantean la comprensión sobre las organizaciones como un gran reto. Tratar de recopilar lo más básico y fundamental para tener una idea clara de lo que es una organización en un cuerpo coherente de datos relevantes y conocimientos no ha sido fácil, el tamaño de los libros sobre organización y gerencia es un buen ejemplo. Con la Teoría Molecular de las Organizaciones© tenemos una aproximación clara, fácil y práctica para  comprender una organización y lograr expandirla.

En la TMO este  estado de equilibrio dinámico ha sido profundizado y se  ha logrado determinar, no sólo la forma cómo la organización debe gestionar sus recursos, procesos y productos, cómo debe relacionarse con su entorno de manera de perpetuar su existencia y mantener su presencia en el mercado, sino que también explica a través de cuáles factores y variables la organización debe relacionarse con su entorno y cuáles explican el fenómeno de tal manera que todas las variables intra-organizacionales estén controladas para asegurar el cumplimiento de su propósito y la expansión del mismo.

Igualmente se desarrolló Planificación Molecular que proporciona una ruta exacta con la cual planificar estrategias que permitan identificar y corregir fallas organizacionales así como diseñar un plan de acción que permite la expansión de la organización evaluada.

 

Con la TMO se construyó un modelo para dirigir, controlar y expandir organizaciones de cualquier tamaño o tipo (giro). En Gerencia Molecular están los principios de la TMO convertidos en todo un nuevo modelo de Management. Principios y lógicas precisas, dentro de todo un marco de referencia metodológico, permiten obtener un nuevo punto de vista sobre las organizaciones con el cual comprender y controlar cualquier tipo de empresa.

Gracias a Gerencia Molecular se puede aplicar con mucha más eficiencia y efectividad las herramientas gerenciales más actuales, ya que potencia las mejores prácticas gerenciales que ya conoces. De hecho, aporta por primera vez el foco exacto y correcto sobre las acciones que dan valor y proporciona estrategias prácticas a implementar sin importar el tipo o tamaño de la organización.

 

Gerencia Molecular permite a un empresario o ejecutivo controlar las variables asociadas a la condición de funcionamiento de su empresa y expandirla. ​

La TMO también permitió detectar los factores básicos que explican la toma de decisiones del personal (protocolos dinámicos de supervivencia), su dinámica dentro de las organizaciones y un modelo de liderazgo que promueve la creación y dirección de equipos auto gestionados, donde se fortalece y potencia la responsabilidad individual por los resultados y propósitos del grupo. Toma el  Programa  de Gerencia Molecular y aprende una nanotecnología gerencial que te llevará a un nivel avanzado en la gestión de empresas.

Un Consultor Molecular certificado estará a tu disposición en 12 sesiones prácticas para acompañarte  en la comprensión y aplicación de ésta nueva tecnología,  aumentar tus destrezas, herramientas y mejores prácticas organizacionales. Certificate como MME (Molecular Management Executive) en el Instituto de Gerencia Molecular.

 

Algo nuevo está por pasar

y tu estas invitado...

Psic. Sergy R. Morales C.

Nuestra Aula Virtual

Información

Dirección

1000 Brickell Ave
Ste 715 PMB 1039
Miami, FL 33131

Teléfono

+1 7865578061

Email

info@institutodegerenciamolecular.com

Síguenos en

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube